Australia baja a cero el número de contagios por COVID-19

Lo logró sin vacuna y con estrictos protocolos de bioseguridad

Sídney, Australia. Australia ha logrado esta semana llevar a cero el número de contagios por coronavirus en todo su territorio, según anunciaron con mucho orgullo las autoridades de salud de  ese país de Oceanía.

«Hoy es el sexto día de la semana, con cero casos de COVID-19 en Australia», dijo el ministro australiano de Salud, Greg Hunt, a los periodistas de los diferentes medios de comunicación, en Melbourne.

Estos resultados se dan después de que el estado de Nueva Gales del Sur, el más poblado de Australia y que lleva cuatro días sin infecciones, superara un rebrote que se detectó a mediados de diciembre pasado en las playas del norte de Sídney, que obligó al confinamiento.

Por su lado el estado de Victoria, epicentro de la segunda ola de COVID-19 que estalló a finales de junio pasado y que obligó a confinar por segunda vez a unos 5 millones de habitantes de la ciudad de Melbourne, acumula 15 días sin infecciones.

Asimismo, el estado de Queensland lleva diez días sin infecciones tras el confinamiento de tres días de los 2,8 millones de habitantes de Brisbane, la tercera ciudad más poblada del país después de Sídney y Melbourne, a raíz de que una trabajadora de un centro de cuarentenas se contagiara.