Dictan prisión preventiva a Marco A. Bográn

También a gerente administrativo de Invest-H

Tegucigalpa, MDC. Dictan prisión preventiva a Marco Antonio Bográn y al gerente administrativo de Invest-H, Alex Alberto Moraes Girón, luego de ser acusados por los delitos de violación a los deberes de los funcionarios y de fraudes en perjuicio de la administración pública.

La detención preventiva y presentación del requerimiento fiscal contra el exdirector ejecutivo y gerente administrativo de Inversiones Estratégicas de Honduras, la ejecutó el Ministerio Público que a la vez presentó acusación contra Axel Gamaliel López Guzmán, por los mismos delitos de fraude.

Ambos exempleados de Invest-H, fueron detenidos luego de brindar una nueva declaración relacionada con la compra de medicamentos e insumos, comunicándoles que la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública, FETCCOP, había solicitado sus detenciones.

De acuerdo al Ministerio Público se ha establecido que Bográn y Moraes Girón, en un acto de violación a los principios fundamentales de la contratación pública, contenidos en el ordenamiento jurídico hondureño, realizaron la compra de siete hospitales móviles de manera directa y fraudulenta.

Dicha adquisición se ejecutó con el acompañamiento del señor Axel Gamaliel López Guzmán, Representante Legal de HospitalMoviles.com y ELMED Medical Systems INC, a quien se le pagó de manera anticipada el cien por ciento del precio mayor a los mil 174 millones de lempiras, sin que dicho proveedor tuviera la capacidad técnica y financiera requerida.

Además dicha compra la realizaron los imputados sin estipular el otorgamiento de las garantías correspondientes para salvaguardar los intereses económicos del Estado de Honduras y sin la previa autorización del Consejo Directivo de Invest-H, indicaron personeros del MP.

Por la entrega al Estado de Honduras de las unidades hospitalarias referidas, López Guzmán habría obtenido utilidades superiores a los veinte millones de dólares, aunque expertos de la Fiscalía dictaminaron que estos no reúnen las condiciones requeridas para el aislamiento y tratamiento de personas afectadas por el virus COVID-19.