Expresidente responde a determinación de EE. UU. de revocarle la visa

“Es una decisión soberana de un país que siempre fue un amigo”, indicó

Tegucigalpa, MDC. El expresidente de la República, Juan Orlando Hernández, respondió a la determinación de los Estados Unidos de revocarle la visa, calificando tal determinación a través de una carta abierta, como “una decisión soberana de los Estados Unidos”.

“Esta es una decisión soberana de los Estados Unidos, un país que siempre fue un amigo y aliado en la lucha que mi gobierno enfrentó de manera valiente en contra del crimen organizado en todas sus formas, y cuyos resultados altamente positivos, fueron reconocidos”.

“Reconocimiento de altos funcionarios de ese país, tanto de la Administración de Control de Drogas, DEA, del Comando Sur de los Estados Unidos y otros representantes del Poder Ejecutivo y de ambas cámaras del Poder Legislativo norteamericano”, indica la carta.

“Sorprende que esta decisión, como lo señala el segundo párrafo de la declaración del secretario Anthony Blinken, se haga en base a “reportes de medios de comunicación” y además en declaraciones de narcotraficantes y asesinos confesos que fueron extraditados o que huyeron del país”.

“Estos narcotraficantes y asesinos confesos antes dominaban a plenitud el país, pero desde mi llegada a la presidencia del Congreso Nacional en 2010 y posteriormente como presidente a partir del 2014 mi gobierno tomó decisiones y ejecutó una serie de acciones que llevó al país a reducir considerablemente el tránsito de droga a EE. UU.”.

“Reportes del Departamento de Estado de los EE. UU. muestran que durante mi administración se redujo en un 83% el tránsito de droga por Honduras, pasando del 87 por ciento antes de que asumiera el cargo en el 2013, a solo el 4 por ciento en el 2020”, explicó el exmandatario.