Hijos matan a sus padres en dos diferente sectores del país

Religiosos lo consideran como “signos del final del mundo”

Ahuas, Gracias a Dios. Un joven de la raza misquita le quitó la vida a su anciano padre, lo que causó la indignación de los pobladores, que obligaron a los policías que lo mantenían detenido en una pequeña celda, a que se los entregara para lincharlo.  

Esto ocurrió en la comunidad de Kropunta, en el municipio de Ahuas, Gracias a Dios, en donde el parricida, fue colgado de los pies de la rama de un árbol, en donde posteriormente la enardecida turba procedió a golpearlo hasta dejarlo al borde de la muerte.

Mientras que en Las Lajas, Comayagua, un agricultor perdió la vida violentamente al ser atacado por su propio hijo, quien le causó mortales heridas con arma blanca tipo machete, incidente en el que también el victimario hirió gravemente a su madre.

El malogrado campesino, identificado solo como Santos Galindo, expiró en el parte posterior de su casa de habitación, mientras que el hechor, Francisco Galindo, quien se encontraba bajo los efectos del alcohol, fue detenido por elementos de la policía nacional.

Al respecto algunos pastores, como conocedores de las Santas Escrituras, coincidieron que estos hechos sangrientos demuestran que están llegando los tiempos finales y se está cumpliendo lo descrito en la Biblia, como señales del final del mundo.

Los religiosos hicieron referencia a un pasaje del libro sagrado que se encuentra en  Mateo 10:21, y que reza de la siguiente forma: “Y el hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra los padres, y les causarán la muerte”.