Iglesia La Luz del Mundo reapertura templos y establece centros de acopio

Inician con la recolección de ropa y víveres para las personas damnificadas

San Pedro Sula, Cortes. Atendiendo todas las medidas de bioseguridad, así como los protocolos que el gobierno de Honduras emitió mediante el Decreto Ejecutivo número PCM-094-2020, y después de 7 meses  la Iglesia La Luz del Mundo reapertura sus actividades religiosas y establece en sus principales templos centros de acopio para iniciar la recolecta de ropa y víveres.

El pastor Jurisdiccional Joel Meza Álvarez manifestó: «Cerramos los templos para proteger la vida, la integridad y la salud de las familias por la pandemia, hoy reaperturamos  respetando el porcentaje de personas que las autoridades han establecido según sea la región donde se encuentra cada uno de estos templos de oración y alabanza a Dios.

«La iglesia recibía el mensaje espiritual vía internet por los canales oficiales a nivel mundial, hoy con gran alegría y gozo se podía apreciar como las personas acudían a las diferentes casas de oración, donde se volvieron a escuchar las hermosas alabanzas de los coros que magnifican la Gloria a Dios y a su hijo Jesucristo”, destacó.

El tema impartido por los pastores a nivel nacional  fue: La solidaridad, los Derechos Humanos, Libertad de Conciencia, la libertad religiosa, enseñanza que enmarca que el ser humano tiene deberes y derechos de ayudar a los necesitados, y es libre de creer y profesar lo que el conocimiento le dictamine.

Los templos de la Iglesia La luz del Mundo en Honduras, quedan abiertos en los tres horarios de culto de adoración a Dios, 5:00 am, 9:00 am y 6:00 pm, así como las Escuelas Dominicales a las 10:00am y los Servicios de Alabanzas 5:00pm. Así mismo se han establecido centros de acopio con el fin de canalizar ayuda a los damnificados del huracán Eta en su paso por Honduras.

Estas acciones de solidaridad y responsabilidad  demuestran que la doctrina que predica el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, no solo enseña el respeto a las cosas celestiales,  si no también enseña al hombre  el respeto a las autoridades, como ser en este caso, al cumplimiento de las medidas de bioseguridad que el gobierno ha establecido.