En cambio las personas del grupo sanguíneo O pueden ser menos vulnerables

Estado Unidos. De acuerdo a recientes estudios realizados en los Estados Unidos, ratifican que las personas con el tipo de sangre A+ son más propensas a contagiarse con el virus COVID-19, algo que ya anteriormente se había anunciado por los investigadores médicos.

En cambio las personas del grupo sanguíneo O pueden ser menos vulnerables y tienen una menor probabilidad de enfermarse gravemente, según dos estudios publicados ayer miércoles, aunque los expertos en el tema dicen que se necesita hacer más investigaciones al respecto.

 

Fuera de los Estados Unidos, un estudio danés encontró que entre 473.654 personas a las que se les hizo la prueba de COVID-19, solo el 38,4% con tipo de sangre O dio positivo y en otro estudio en Canadá encontraron que entre 95 pacientes graves, un 84% era del tipo de sangre A o AB.

Este estudio canadiense también encontró que aquellos pacientes con tipo de sangre A o AB estuvieron más tiempo en la unidad de cuidados intensivos, en comparación con aquellos con grupo sanguíneo O o B, que permanecieron por menos días en esta misma sala.

El doctor Mypinder Sekhon, médico de cuidados intensivos del Hospital General de Vancouver y autor del estudio canadiense, advirtió “No creo que esto sustituya a otros factores de riesgo de gravedad como la edad y padecer de enfermedades bases”.

Sekhon agregó que «Si alguien es del grupo sanguíneo A, no es necesario que entre en pánico, y así mismo si alguien es del grupo sanguíneo O, no quiere decir que está libre de contagio”, por lo que al final sugirió a la población en general a siempre seguir todas las medidas de bioseguridad.