Repunte de contagios preocupa a las autoridades de salud

Moscú, Rusia.  Ante un rebrote de casos positivos de COVID-19, las autoridades de salud de Rusia impondrán el uso obligatorio de mascarillas entre la población, entre otras medidas para prevenir la propagación de este mortal virus.

Un gran repunte de contagios tiene preocupado al gobierno ruso, que introducirá el mandato del uso de máscaras protectoras a nivel nacional a partir de mañana miércoles, a medida que los aumentos diarios en los casos de COVID-19 siguen siendo muy altos.

Según un decreto publicado por el regulador de salud y derechos del consumidor de Rusia, Rospotrebnadzor, los ciudadanos de todo el país deberán usar estas mascarillas en espacios públicos, transporte público, estacionamientos y ascensores.

Rospotrebnadzor también limitará el horario de apertura de todos los negocios clasificados como “lugares de entretenimiento”, incluidos bares y restaurantes, que de ahora en adelante solo podrán abrir entre las 6 de la mañana a 11 de la noche.