Intereses imperialista ponen en peligro la paz mundial

Nuevamente la lucha de intereses de los dos grandes imperios, ponen en peligro la paz mundial y la vida sobre el planeta tierra, que corre el peligro de ser autodestruido por las potencias mundiales, que se verían involucradas en una tercera y última guerra mundial.

El conflicto entre Rusia y Estados Unidos, en esta ocasión es la república de Ucrania, un país ubicado en uno de los extremos de Europa y a miles de kilómetros de Estados Unidos, por lo que la relevancia de esta nación se extiende mucho más allá de sus fronteras.

Rusia considera a Ucrania como un pilar de su esfera natural de influencia, ya que fue parte del imperio ruso durante siglos, al grado que muchos ucranianos hablan el ruso como su lengua nativa, formando parte de la Unión Soviética hasta obtener su independencia en 1991.

Un levantamiento en el año 2014 remplazó al presidente de Ucrania, que mantenía buenas relaciones con Rusia, por un gobierno con inclinaciones claras hacia Occidente y este alejamiento de Ucrania de la influencia rusa, fue como el último clavo en el ataúd del poder ruso en Europa del Este.

Y ese es el interés de Europa y del imperio estadounidense en Ucrania, ya que la consideran como un punto clave de su propia influencia en esa zona que está próxima a Rusia, y que Moscú argumenta que, “Representa un peligro para su seguridad”.

Aunque Ucrania aún no es parte de la Unión Europea, ni de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, ha estado a punto de serlo, luego de recibir un considerable y constante apoyo militar y financiero de Europa y Estados Unidos, a la par de las advertencias rusas.

Para Estados Unidos y la Unión Europea, la invasión  Rusa a Ucrania, podría hacer sentir a los rusos con la potestad de elevar las tensiones con otras antiguas repúblicas soviéticas, que ahora son miembros de la alianza occidental liderada por EE. UU., como Estonia, Letonia y Lituania.