Jornada pobre de goles y buen fútbol

Pero repleta de violencia y antifútbol