La India vive uno de sus peores momentos desde inició de pandemia

La población se confió y dejó a un lado toda medida de bioseguridad

Nueva Delhi. La India está viviendo uno de sus peores momentos desde que empezó la pandemia del coronavirus, con una situación de emergencia nacional que se ha salido de las manos de las autoridades de salud.

Según los personeros mundiales de la salud, se trata de una segunda ola fuera de control, con el país batiendo a diario sus propios récords de contagios y muertes, dejando imágenes realmente dramáticas.

Desde hace varios días, los crematorios no se dan abasto y los cadáveres se acumulan a sus puertas, mientras se improvisan piras funerarias en plena calle para cremar a los miles de fallecidos.

Esta nación asiática lleva ya varios días siendo el centro de la atención mundial, por el aumento desproporcional de casos, con registros oficiales de 352.991 contagios y 2.812 muertes diarias, aunque las cifras podrían ser mayores.

Esta avalancha de infecciones ha provocado el derrumbe del sistema sanitario y no hay más espacios en los hospitales para los nuevos enfermos, además que los centros asistenciales se han quedado sin oxígeno.

Expertos en medicina indican que esta emergencia se da luego que la población se confió y dejó a un lado las medidas de bioseguridad, después de un descenso en los casos a finales del año anterior y a principio del presente 2021.