Ni la iglesia Católica se salva de la corrupción

Investigan cardenal por fraude y malversación

El Vaticano. Ni la iglesia Católica se salva de la corrupción que carcome a la sociedad mundial, ya que actualmente y en lo que llaman el «juicio del siglo», un tribunal de la Santa Sede abrió un proceso contra el cardenal italiano Angelo Becciu, exjefe de gabinete del papa.

Becciu junto a otras nueve personas, son acusados de fraude y malversación de fondos, por su participación directa en un controvertido acuerdo inmobiliario de un valor de 400 millones de dólares, realizado en la ciudad de Londres, Inglaterra.

 La parte a acusadora o fiscales del Vaticano han calificado el acuerdo como un ejemplo de un “sistema lucrativo y depredador podrido” que tomó forma bajo la dirección del cardenal Becciu, quien ha afirmado que es inocente, al igual que la mayoría de los demás acusados.

Becciu es el primer cardenal en ser acusado y juzgado ante un tribunal penal del Vaticano, así mismo es el primer cardenal cuyo caso será juzgado por personas que no son clérigos, luego que el papa Francisco despojara a los cardenales del privilegio de ser juzgados exclusivamente por otros cardenales.

El caso ha provocado una amplia condena pública, ya que los fondos para financiar el acuerdo de Londres, provienen de una colecta anual en todo el mundo conocida como «Limosna de San Pedro», facturada a católicos comunes como una forma de apoyar las organizaciones benéficas papales.