Policía tras la pista del resto de 11 implicados en masacre

Emiten el primer requerimiento fiscal contra sospechosa

Tegucigalpa, MDC. La Policía Nacional de Honduras, luego de anunciar la detención de seis personas sospechosas de haber participado en  el asesinato del hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa y tres jóvenes más, continúan tras la pisto del resto de los once implicados.

La policía ha confirmado que el objetivo de esta nueva masacre ejecutada por un comando armado el pasado jueves y que dejó cuatro personas muertas, era Said Lobo Bonilla, hijo del expresidente de Lobo Sosa y de la exprimera dama Rosa Elena Bonilla.

Entre otros datos ya establecidos, el Director de la Policía Nacional Gustavo Sánchez, indicó que el ataque en el que también perecieron Salomón Vásquez ChávezNorlan Enrique Rodríguez y Luis Armando Zelaya Rivera, fue perpetrado por miembros de la MS-13.

Hasta el momento las autoridades han decomisado celulares, dos vehículos y armas de grueso calibre, así como detenido a seis de las once personas que habrían participado en este hecho criminal, entre ellos la señora Norma Alicia García de 56 años de edad.

Detenida el 16 de julio en el bloque 31 y calle Villa Cristina de la colonia Miraflores Sur, quien supuestamente es miembro activo de la Mara Salvatrucha MS-13, con la función de almacenar y resguarda objetos y bienes que son utilizados en la comisión de delitos.

En este lugar fue encontrado el vehículo que habría sido utilizado por los delincuentes, por lo que hay un requerimiento fiscal en su contra, siendo remitida a la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social, PNFAS, en Támara, Francisco Morazán.

Mismo centro de detención para mujeres, en donde está recluida por los delitos de fraude y apropiación indebida de fondos, la ex primera dama Rosa Elena Bonilla, madre del joven Said Lobo, una de las víctimas y  objetivo de la masacre, según la policía.