Sacerdotes denuncian que no cesan ataques a la Iglesia Católica

Aseguran que hay religiosos detenidos, rodeados y silenciados

Managua, Nicaragua. Sacerdotes denuncian que no cesan ataques a la Iglesia Católica por parte del Gobierno de Nicaragua, asegurando que hay religiosos detenidos, rodeados y silenciados.

Además de varias procesiones canceladas e iglesias bloqueadas, entre algunas de las más recientes arremetidas del régimen de Daniel Ortega contra la Iglesia Católica.

Recientemente el sacerdote nicaragüense Aníbal Manzanares denunció que la Policía Nacional le ha prohibido salir de su parroquia, en el municipio de Terrabona, departamento de Matagalpa.

“Mis buenos amigos y hermanos, solamente notificarles que la Policía me ha notificado que no tengo permiso para salir, no puedo salir a las calles, a procesiones, a actividades fuera del templo parroquial”.

“Así que creo que me están vigilando”, dijo el sacerdote Manzanares, de la parroquia San José, en un mensaje grabado y subido a las redes sociales, que de inmediato se volvió viral.

En otro hecho separado, el párroco Óscar Benavides, de la iglesia Espíritu Santo, fue detenido por la policía este domingo de manera arbitraria, denunció el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.