Segunda persona quemada con productos elaborados con pólvora

La primera falleció al explotarle un mortero cerca de su estómago

Tegucigalpa, Francisco Morazán. Un niño de 10 años de edad es la segunda persona en Honduras que sufre quemaduras graves por productos elaborados con pólvora, en la presente temporada de fin de año.

El niño, quien reside en la colonia El Búfalo de la Villa de San Francisco, Francisco Morazán, fue llevado de inmediato al Centro Hondureño para el Niño Quemado, pero debido a la gravedad de las quemaduras fue remitido al Hospital Materno Infantil.

En ese centro asistencial fue atendido por un ortopeda, ya que perdió sus falanges distales en dos de los dedos de una de sus manos, además que un cirujano plástico le hizo una evaluación de las quemaduras.

La primera persona quemada fue Merlin Josué López, de 23 años, de Namasigue, Choluteca, quien falleció el pasado mes de noviembre, luego que le explotara un mortero cerca de su estómago,