Toneladas de basura de Guatemala siguen inundando playas de Honduras

Este delito ambiental continúa poniendo en riesgo vida marina y el turismo

Omoa, Cortés. Las miles de toneladas de basura que arrastra a diario el río Motagua desde Guatemala, sigue inundando las playas de Omoa, Cortés, en la zona Atlántica de Honduras, sin que hasta el momento se avizore una solución a ese grave problema.

Este delito ambiental que se ha venido dando desde hace mucho tiempo atrás,  continúa poniendo en riesgo la vida marina y el turismo, afectando a las personas que se dedican a este rubro, como los dueños de hoteles y restaurantes, así como a los pescadores artesanales del sector.  

De acuerdo con cifras del gobierno de Honduras, cada vez que esto sucede y en un promedio de dos semanas, las autoridades sanitarias recolectan hasta 550 toneladas de desechos, que han llegado incluso hasta Roatán, una isla conocida por sus playas paradisiacas y sus arrecifes casi vírgenes.

Grupos ambientalistas y de derechos humanos, manifestaron que esta situación está agravando aún más las condiciones de pobreza y exponiendo a los residentes a nuevas enfermedades, luego que fueron seriamente afectados por la pandemia del Covid-19 y por los huracanes Eta e Iota.